Dato abierto, dato geolocalizado

Hace ya meses hablábamos de la importancia de dotar de calidad y utilidad a los datos publicados, sin centrarnos sólo en la cantidad.

Uno de los parámetros que más enriquecen a los conjuntos de datos es conocer la ubicación geográfica. Y no nos referimos únicamente a la dirección postal, sino a la necesidad de conocer las coordenadas geográficas.

Contar con la geoposición indicando las coordenadas nos permitirá explotar mucho mejor los datos. Podremos hacer fácilmente visualizaciones con mapas: de calor, coroplético, con puntos… También será posible calcular distancias entre puntos, por ejemplo ofreciendo aquellas ubicaciones más cercanas a donde nos encontramos.

Pero lo cierto es que en la práctica muchas veces no contamos con esos datos. En el mejor de los casos (que no son pocos) sí que contaremos con la dirección postal. ¿Y qué podemos hacer en ese caso? Os contaremos el procedimiento seguido en nuestra iniciativa de datos abiertos.

Uno de los casos que más nos encontramos es el de exportar a datos abiertos diferentes directorios y registros que se encuentran en la plataforma web corporativa. El directorio corporativo es quizá el mejor ejemplo de esto.  En este caso, cada vez que se edita una dirección en el gestor de contenidos, al meter la dirección tiene dos opciones:

  • Localizar manualmente el directorio en un mapa.
  • Dejar que el sistema geolocalice el punto. Para ello, al guardar el directorio se hace una llamada al API de Google Maps que nos devuelve las coordenadas. El usuario puede revisar posteriormente si el punto está ubicado correctamente.

Aunque visualmente usemos los mapas gratuitos de OpenStreetMaps, utilizamos la API de Google Maps para buscar las coordenadas geográficas porque ofrece un nivel de fiabilidad alto y permite geolocalizar gratuitamente unas 40000 ubicaciones al mes.

Otro caso habitual es que los registros se exporten desde una base de datos para su publicación en datos abiertos. Por ejemplo, actualmente estamos trabajado con dos ficheros, uno de 31000 registros y otro de 1500 puntos. Para estos casos hemos desarrollado una macro en Excel que llama al API de Google Maps en cada uno de los registros, y en pocos minutos tenemos todos geolocalizados.

Una vez obtenidos los datos, desde el Centro de Información Territorial pueden analizar si el punto ha sido ubicado fuera del municipio al que corresponde la dirección postal. De esta forma podemos localizar parte de los errores y corregirlos manualmente.

¿Os parece eficiente este procedimiento? ¿Cómo lo mejoraríais? ¿Qué procedimiento utilizáis para geolocalizar los datos?

Antonio Ibáñez Pascual
Dirección General de Análisis y Planificación
Consejería de la Presidencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *