La Junta de Castilla y León participa en el encuentro “Aporta 2018”

Bajo el lema “Emprendiendo con datos públicos” se celebró el 28 de noviembre la 8ª edición del encuentro APORTA organizado, de manera conjunta, por el Ministerio de Economía y Empresa, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, y la entidad pública empresarial Red.es.

La Junta de Castilla y León tuvo la oportunidad de participar en la primera de las mesas, con el objetivo de demostrar “El valor para las Administraciones Públicas de la reutilización de sus datos”.

Desde nuestra administración planteamos una serie de ideas que deben apoyar este objetivo:

Tener una iniciativa viva es necesario, pero no es suficiente.

La iniciativa de la Junta de Castilla y León lleva 6 años y medio en marcha, cada vez con más datos abiertos y un proceso de apertura de datos en constante evolución.

Podemos seguir dinamizando el proceso de apertura por el valor económico que genera o por una labor de transparencia igual de importante. Si bien esto es cierto, los centros directivos necesitan casos tangibles que, en muchos casos, no llegamos a tener.

Por ello hemos adaptado nuestro discurso para explicar las ventajas del uso de los datos:

  • Una buena gestión permitirá consumir mejor nuestros datos
  • Compartir la información entre departamentos facilitará la toma de decisione

Dejemos por un momento de lado el concepto “Open”. Pensemos en identificar y publicar datos (si es posible, con APIs de consulta), para su consumo interno.

Hacerlos abiertos será un paso adicional, muy poco costoso y fácil de explicar internamente. Después, integrar dentro de la organización la posibilidad de compartir información, de explotarla… permitirá también ofrecerla a ciudadanos y empresas.

Pasemos de un plan de datos abiertos a un plan de gestión de la información corporativa

Gestionar bien los datos es trabajar mejor, de forma más inteligente. El Open Data debe ir ligado a esta gestión.

Abrir los datos no es el final del camino… y tampoco el principio.

Posteriormente se habló del uso de los datos para la toma de decisiones. Todos los días utilizamos datos para tomar decisiones. Por ejemplo, el uso de estadísticas de los portales web deben servirnos, junto con otros datos, para determinar qué contenidos debemos destacar más, cuáles no se están visitando, o cómo redactar mejor los contenidos porque no se están encontrando en las búsquedas que hacen los ciudadanos. Podemos poner muchos ejemplos en los que los centros directivos manejan sus propios datos que utilizan para tomar decisiones.

El valor que tienen políticas de apertura es que deben servir para facilitar el acceso por cualquier departamento ajeno al gestor de los datos

El gobierno británico, en su estrategia de transformación digital, habla precisamente de esto:
“garantizar que los datos se utilicen en su máximo potencial dentro del gobierno para proporcionar servicios públicos más eficientes y receptivos”.

Tenemos diversos ejemplos de reutilización interna de datos dentro de la propia administración.

Es fundamental inventariar los casos de éxito, porque nos ayudarán a poner en valor nuestra iniciativa

Para poder cumplir con esos objetivos, es necesario hacerse dos preguntas: ¿contamos con herramientas para el análisis de los datos? ¿Estamos formando a los empleados públicos para hacer uso de las mismas?

En el caso de la Junta de Castilla y León cuenta con una plataforma de análisis de datos que permite el uso de APIs de consulta y la realización de gráficas y cuadros de mando.

La formación en el análisis de datos debe combinar la sensibilización y la especialización

Si mostramos a los funcionales (responsables de la información) las posibilidades de análisis de datos podrán conocer y descubrir el potencial de realizar una buena gestión de los mismos. 

Por otro lado, es preciso formar a personal informático sobre el uso de la plataforma. En el caso de la Junta de Castilla y León además, se ha completado con un Curso de “Visualización y análisis de datos” para personal informático. De esta forma, tenemos especialistas técnicos que puedan implementar los análisis y visualizaciones que requieran los funcionales.

El análisis de datos debe permitirnos no sólo explotar los datos ya disponibles, sino fomentar la publicación de nuevos datos

La adaptación a estas nuevas tecnologías que estamos haciendo desde las administraciones y la publicación de datos abiertos que llevamos haciendo años debe combinarse, por lo tanto, con la oportunidad de explotar internamente los datos.

Los términos Big Data, la Inteligencia Artificial, Machine Learning… cada vez son más comunes y son tecnologías que permitirán proporcionar servicios públicos más eficientes y receptivos por lo que dentro de nuestros objetivos está el comprenderlas primero y el saber aplicarlas al bien común.

Antonio Ibáñez Pascual
Dirección General de Análisis y Planificación
Consejería de la Presidencia

Esta entrada fue publicada en Datos Abiertos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *