Participación en Congreso CNIS

Cartel CNIS 2017Los días 22 y 23 de febrero se ha celebrado el VII Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos, CNIS 2017. Dentro de un amplio programa de conferencias, la Junta de Castilla y León ha tenido la oportunidad de exponer los mayores avances en materia de reutilización en nuestro ámbito, además de los mayores retos/problemas a los que tenemos que hacer frente las Administraciones para favorecer la reutilización.

La Junta de Castilla y León puso en marcha su portal de datos abiertos hace 5 años. A la hora de poner en marcha una iniciativa de este tipo, hay una serie de puntos que deben ser tenidos en cuenta:

  1. Debe haber un compromiso político en la institución. En su momento, se aprobó el Acuerdo 17/2012, de 8 de marzo, de la Junta de Castilla y León, por el que se pone en marcha el Modelo de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León Esto supuso que el proyecto se considerara como estratégico.
  2. Por otro lado, no tiene sentido hablar de un proyecto de reutilización en el que se implique sólo a parte de la organización. Por ello, la apertura de información supuso la implicación de todas las Consejerías, siendo transversal a toda la organización.
  3. Pero no basta con el impulso desde arriba, sino que los empleados públicos encargados tanto de gestionar la información como de los sistemas informáticos que la soportan deben conocer el porqué y el para qué. De esta forma, la realización de sesiones formativas para gestores de información y personal informático es la base sobre la que se asienta el trabajo.
  4. La plataforma informática escogida debe poder cumplir los requisitos de un portal open data. Nosotros utilizamos nuestra herramienta de gestión de portales, pero somos conscientes de que en cada situación la solución puede cambiar, por ejemplo con soluciones tipo CKAN. En todo caso, es preciso hacer un análisis previo de qué plataforma se adecúa mejor a nuestra situación.

Una vez puesto en marcha, debemos ser conscientes de que debe tratarse de una iniciativa que debe ser sostenible en el tiempo. Los mecanismos de exportación de conjuntos de datos y la gestión de un portal con cada vez más datasets debe ser resistente a cambios de estructura o de recursos. Es preciso indicar claramente qué conjuntos de datos, por su naturaleza y frecuencia de actualización, requieren de procesos automáticos para su exportación. Sólo en aquellos casos de actualización poco frecuente, y debidamente controlados, la actualización debería ser manual.

La dinamización y difusión de la iniciativa es fundamental. De otra forma, podremos tener un gran portal con muy poco uso. En nuestro caso, las dos ediciones del Concurso de Datos Abiertos, con 50 proyectos entre ambas, nos han servido para difundir nuestra iniciativa, poder ver ejemplos útiles e innovadores de uso de nuestros datos, recibir feedback de los reutilizadores además de ir generando una mayor cultura de reutilización en nuestra comunidad.

Desde la puesta en producción con 83 datasets hemos mantenido vivo el proyecto llegando a los más de 300 (317) actuales.

Entre los principales retos y problemas a los que nos enfrentamos están:

  1. Buena parte de las fuentes de información se crearon hace años, antes de que estuviera sobre la mesa los conceptos de reutilización y open data. Por ello, debemos ser conscientes de que abordar su apertura de datos implica un esfuerzo del personal de la organización. Esfuerzo tanto de los gestores de la información como del personal informático, que no está sobrado de recursos y con mucha demanda de proyectos.
    1. Aunque buena parte del personal de la organización ya conoce los datos abiertos, compensa hacer una labor de sensibilización, reforzando las ventajas de abrir datos. De esta forma, la colaboración será mucho más fluida.
    2. Al personal informático, intentar dar los requisitos lo más claros posibles, para que el esfuerzo se minimice.
    3. Por último, y no menos importante, buscar fórmulas para que el personal interno vea en ellos mismos los beneficios de la apertura de datos. Por eso estamos trabajando en poner en breve en marcha una herramienta de explotación y visualización de los datos que hay en nuestro portal.
  2. Otro de los problemas es poder identificar claramente quién está utilizando nuestros datos. Podemos tener estadísticas, contactos más o menos puntuales para pedir más información, pero las estadísticas de Google Analytics no son suficientes (no sabemos si un dataset se descarga 100 veces por una persona o 1 vez por 100 personas).
  3. También es necesaria una mayor colaboración con los reutilizadores. Iniciativas como el concurso de datos abiertos permiten aumentar dicha colaboración, pero no es menos cierto que la demanda de nuevos conjuntos de datos aún es escasa. En esta línea, que debemos potenciar, el trabajo qué sí que podemos hacer y estamos haciendo, es sacar a la luz todas las posibles fuentes de información que existen. Tened en cuenta que en la Junta de Castilla y León, como administración regional, hay más de 1000 sistemas de información. Identificar cuáles de ellos tienen información útil, y el coste de su apertura es un trabajo fundamental para contar con un mapa de información. La utilidad y el coste de apertura también nos ayudarán a saber priorizar mejor los esfuerzos.
  4. Finalmente, acerca de la estandarización entre administraciones (prioridad de qué conjuntos de datos abrir, vocabularios a utilizar) se han hecho importantes esfuerzos (Norma AENOR, Ojo al Data 100, iniciativa ahora de entidades locales…) pero aún hay que recoger los frutos. Además hay bastantes administraciones que aún no cuentan con iniciativas open data.

Como firmes creyentes en el Gobierno Abierto, creemos que la colaboración entre administraciones debe servir para poder aprender unos de otros y avanzar intentando evitar errores ya cometidos. Por ello participamos de forma activa en grupos de trabajo, como la iniciativa Ojo al Data 100 (identificar 100 datasets que cualquier entidad local debiera publicar), norma UNE_178301 de Ciudades Inteligentes – Datos abiertos, o en diferentes eventos como este.  Desde aquí ofrecemos nuestra colaboración (parece que nos cuesta levantar el teléfono…) a aquellas administraciones que lo deseen.

Asimismo, para mejorar la colaboración y buscar fuentes de financiación optamos igualmente a proyectos de financiación europea (pendientes de resolver). De esta forma, intentamos matar dos pájaros de un tiro.

Finalmente, no hay que dejar de olvidar que en un proyecto que requiere gestión del cambio, e innovación, es necesario contar con un equipo que coordine la apertura de información que reúna una serie de habilidades:

  • Liderazgo, para permitir realizar ese cambio en la organización.
  • Empatizar con todos los interlocutores internos y externos, para lograr su implicación por voluntad propia y no como obligación.

Ser persistente en el trabajo del día a día. La apertura de datos es una carrera de fondo.

Antonio Ibáñez Pascual
Dirección General de Análisis y Planificación
Consejería de la Presidencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *