Soneto para un archivero excepcional

En fechas recientes se ha jubilado Eduardo Gómez-Llera García-Nava, del Cuerpo Facultativo Superior de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos (sección de Archivos) del Estado y director del Archivo Histórico Provincial de Segovia desde 1986. Poco dado a homenajes, quienes gozamos de su amistad tendremos la suerte de seguir viéndolo a menudo, pero la profesión ha perdido a uno de sus más conspicuos representantes casi sin reparar en ello.

No soy la persona más indicada para glosar su dilatada y fructífera carrera profesional. Como la de otros muchos grandes profesionales que nos han ido dejando en estos años,  su figura merecería un estudio pormenorizado. No ha sido la prosopografía archivística un campo demasiado frecuentado por investigadores y especialistas, lamentablemente a mi parecer.

Hombre de vasta cultura, es sin duda uno de los mejores conversadores a los que he tenido ocasión de escuchar. Su conocimiento de los hechos históricos desborda las fronteras entre lo culto y lo popular; lo antiguo y lo moderno; lo propio y lo ajeno. Rusófilo empedernido, compartimos la pasión por la historia, la literatura o la música de ese  (física y culturalmente) inabarcable y desmesurado país.

“Bon vivant”, divertido y afable, siempre ha estado dispuesto a compartir su sabiduría sazonándola con jugosas y variopintas anécdotas absolutamente insuperables. Es una suerte que sigamos contando con su presencia y con su amistad.

Desde el Archivo General de Castilla y León se ha confeccionado un número especial del Boletín Informativo dedicado a su figura. Me pidieron un texto, pero preferí salirme de la norma y dedicarle un poema. Siguiendo el modelo de soneto con estrambote de aquel magnífico “Al túmulo del rey Felipe II en Sevilla” de nuestro inmortal Miguel de Cervantes, compuse este otro para mostrarle mi sincera admiración y agradecer su amistad de una manera tal vez poco habitual, pero especialmente sentida:

SONETO CON ESTRAMBOTE
HECHO PARA DESPEDIR
DE SU OFICIO DE ARCHIVERO A
D. EDUARDO GÓMEZ-LLERA GARCÍA-NAVA.

Discorde de las Leyes al destino,
pero fiel al designio de la Historia,
diste con las puertas de la Memoria
y, al abrirlas, hallaste tu camino.

De aquellos anaqueles, con buen tino,
extrajiste la esencia perentoria
y en tus obras le diste ejecutoria
con seso respetado y juicio fino.

Huérfanos de saberes y consejos,
siendo tan pocos y tan necesarios,
nos deja en estos tiempos tu mudanza,

intenta, pues, no marcharte muy lejos;
nosotros buscaremos los notarios
que pongan por escrito tu semblanza.

Mantengo la esperanza
de que atravieses, con tu pluma a mano,
la estepa rusa en el Transiberiano.

 

Publicado en Archiveros | Etiquetado | Deja un comentario

Tocando techo

He realizado una nota para el Boletín de archivos del Sistema de Castilla y León (ver el portal de archivos). Como no tiene difusión externa, la ínserto aquí “a la letra” por si fuera de interés para algún lector (¡qué incierto en pleno agosto!) de este blog.

El título de esta entrada se refiere a que las calificaciones del curso han “tocado techo”, salvo que en la última edición de 2012 logremos mejorarlo.

“Curso de gestión de archivos administrativos en modalidad de teleformación

Del 15 de mayo al 12 de junio se ha desarrollado la edición 2012PFC291  del Curso de gestión de archivos administrativos convocado por la Escuela de Administración Pública de Castilla y León (ECLAP) dentro de su Plan de Formación Continua para el presente año 2012.

Estas acciones formativas vienen realizándose en modalidad online desde el año 2009. En el plan de 2012 se han reducido a dos las convocatorias. La otra edición (2012PFC292) se realizará entre el 26 de septiembre y el 23 de octubre y ya se ha abierto el plazo de matrícula.

Los contenidos han sido actualizados teniendo en cuenta que la nueva legislatura ha traído consigo cambios en la  estructura orgánica de la Junta de Castilla y León y que la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, ha modificado sustancialmente los órganos asesores en materia de archivos y patrimonio documental vinculados a la Consejería de Cultura y Turismo. También ha sido necesario hacer referencia a las novedades en el ámbito estatal: nuevo Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y aprobación del Real Decreto 1708/2011, de 18 de noviembre, por el que se establece el Sistema Español de Archivos.

En cuanto a la parte práctica la configuración del curso no ha sufrido grandes cambios, aunque sí se ha intentado corregir algunos desequilibrios en cuanto a su distribución semanal.

El curso ha contado con 50 alumnos tutorizados. De ellos 46 han resultado aptos (39 de ellos con nota superior a 100, siendo el máximo 117) y 4 no aptos (dos de ellos sin participación alguna). La valoración global ha sido de 4,5 sobre 5 y la calificación global (media de los distintos apartados que se valoran) también de 4,5 sobre 5, idéntica a la que tuvo el último de los cursos del año pasado. En las preguntas de respuesta libre algunos alumnos han destacado, como otras veces, la necesidad de realizar una visita a un Archivo como complemento a las actividades. En general ha sido calificado muy positivamente, si bien un alumno ha criticado la excesiva especialización, orientada más a formar a cuerpos específicos de esta materia.

El desarrollo del curso coincidió con el Día Internacional de los Archivos, lo que permitió que algunos alumnos realizaran visitas a título particular a centros cercanos a su lugar de residencia.

La asistencia técnica (algo importantísimo en este tipo de convocatorias de Telefomación) ha sido valorada muy satisfactoriamente tanto por los alumnos como por el tutor.

La evaluación de esta acción formativa, en líneas generales y teniendo en cuenta estos parámetros, ofrece un balance positivo. Se evidencia un “techo” en las valoraciones y tal vez la necesidad de introducir cambios en el contenido y estructura de los módulos teóricos. Otra cuestión es si hay alternativas a Moodle, plataforma de código abierto que utiliza la ECLAP para su Escuela Virtual, o si se podrá poner al día mediante desarrollos futuros que permitan mejorar la “usabilidad”   [advertencia: palabra no admitida por la RAE] de su interfaz (algunos alumnos manifiestan sus quejas en ese aspecto). No olvidemos el momento “crítico” en que nos encontramos, pero tampoco ha de ser necesario recordar que invertir en formación es siempre invertir en futuro”.

Vale.

 

[Imagen: Mapa conceptual de evaluación, por Planeacion_estra_udl. Fuente: Wikipedia]

Publicado en E-learning, Formación archivística | Etiquetado | Deja un comentario

Consulta a tu archivero más cercano

Con motivo del Día Internacional de los Archivos, el Sistema de Archivos de Castilla y León ha organizado una serie de actividades de difusión, entre ellas una Jornada sobre Archivos y Documentos de la Administración Autonómica. 

Hace tiempo (a finales del año pasado) me preguntaron si quería participar como ponente en una Jornada convocada por la ECLAP para dar a conocer al personal de la administración autonómica nuestra labor. Siempre he creído que es muy necesario ralizar este tipo de actividades, compatibles con las distintas acciones formativas. Al aceptar pensé en darle una orientación muy divulgativa, prescindiendo de cualquier prurito doctrinal, pero no tenía muy claro cómo hacerlo.  

Pasó el tiempo y vi la fecha del 7 de junio cada vez más cercana… y yo sin preparar nada. Las redes sociales en  me ayudaron a conectar el impacto visual que me produjo una presentación en las últimas jornadas de e-learning en las Administraciones con cierto programa citado en twitter por  David Gómez (@davidgadir). Entonces fue cuando decidí utilzar Prezi para que mi presentación fuera más dinámica.

Las imágenes que utilizo son únicamente un apoyo iconográfico que pretende fijar los distintos conceptos desarrollados en mi exposición. La idea esencial que quise transmitir fue que los archiveros estamos ahí para resolver cualquier duda que pueda surgir en el ámbito de la gestión documental.

¡No pierdas los papeles! on Prezi

Juan Barras, de la Direccion General de Atención al Ciudadano, Calidad y Modernización expuso un estado de la cuestión sobre los documentos electrónicos en la Junta de Castilla y Léon.

La Jornada se completó con una visita al Archivo General de Castilla y León.

Considero que este tipo de actividades son muy necesarias: contribuyen a “engrasar” la maquinaria del sistema y dan a conocer las tareas de los archiveros a los que gestionan las fases inciales de los documentos.

El éxito alcanzado se debió en buena parte a que la difusión se realizó también a través de la red corporativa de la Junta de Castilla y León.

[Imagen tomada del blog: La perpectiva profesional en los archivos].

Publicado en Difusión, Formación archivística, Redes sociales | Etiquetado | 2 comentarios

Intenso Congreso de Archivos de Castilla y León

Como a los feos nos costaba mucho que las chicas se fijasen en nosotros, hemos estado siempre muy familiarizados con el concepto de transparencia. “Es que parece que soy transparente”, les decíamos a los amigos al regresar sin la ansiada consumición porque la hermosa y desdeñosa camarera no había atendido nuestras reiteradas peticiones.

Durante los días 9, 10 y 11 de mayo hemos tenido la suerte de asistir al VI Congreso de Archivos de Castilla y León que se ha celebrado en Valladolid. Organizado por la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL), se ha desarrollado en el impresionante edificio sede de los Cortes de Castilla y León bajo el título “El derecho a saber y el deber de la privacidad: el acceso a los documentos”

Hay que alabar el esfuerzo realizado por la Asociación para poner en marcha un evento de estas características en estos tiempos de tan duros recortes. De ahí que mi primer reconocimiento sea para los distintos comités que han participado en la conformación del contenido  (Comité Científico) y en el desarrollo de las actividades (Comité Local). Además en este Congreso hemos podido aprovecharnos de la labor del grupo de “Reporteros Acaleros”, que han difundido, en las redes sociales y en un blog específico el contenido de las distintas intervenciones. El “hashtag” elegido para buscar en Twitter fue #congresoacal. Esta opción ha demostrado su utilidad para el seguimiento tanto para los presentes en la sala como, sobre todo, para aquellos que no pudieron acudir a esta interesante cita.

La apertura tuvo gran relevancia política por el rango de las autoridades que asistieron. El hecho de que la propia Presidentade las Cortes presidiera el acto y además citara expresamente a los tres archiveros que realizan su labor en el Archivo merece ser destacado (y envidiado). También por parte de la Junta la titular de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León apoyó con su presencia un área de su competencia que suele tener menor repercusión mediática. También la Administración General del Estado tuvo una alta representación, el Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Todas las intervenciones tuvieron algún aspecto “doctrinal”, lo cual también fue de agradecer. Por ejemplo se habló de “los contrapesos del poder”, de “canales de comunicación”, de “derechos de los ciudadanos”. El Presidente de ACAL mostró su convencimiento de que las nuevas leyes de acceso plantearán retos a las Administraciones si quieren responder a las demandas de los ciudadanos.

La ponencia inaugural corrió a cargo de Manuel Aguilar Belda, adjunto al Defensor del Pueblo. Un magnífico orador, por cierto (ya saben quienes me siguen que me preocupan tanto el contenido como la forma cuando se trata de argumentar en público). Destaco la frase lapidaria: “El poder, genéticamente, tiende a la opacidad y al secreto”. Los archivos, por tanto, como satélites del poder, tenemos aún arraigada la pulsión del secreto, inevitablemente. Varias veces se repitió a lo largo del Congreso su aseveración: “Estamos a la cola en el derecho a saber, a la altura de San Marino, Mónaco…” por supuesto se referían a la promulgación tardía de una ley de transparencia.

Aunque suene a tópico, la jornada del jueves fue “maratoniana”. Desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche y contuvo muy buenas intervenciones. Una de ellas la de Carlos GarridoFalla, de la Agencia Española de Protección de Datos. Creo que fue una presencia imprescindible ya que otro de los temas recurrentes fue la necesidad o no de una entidad pública independiente del poder que garantice la transparencia. La labor de la AEPD sirvió como referencia en este caso. ARXIFORUM ha sido varias veces un medio para la discusión de diversas resoluciones de la AEPD especialmente polémicas por parte de archiveros expertos en estas materias como Lluís-Esteve Casellas i Serra , Daniel de Ocaña Lacal, Carlos Flores Valera, etc. Desde luego Garrido Falla supo estar a la altura en sus argumentaciones, aunque el asunto de fondo sea discutible. En resumen: para procedimientos abiertos la norma que regula es la Ley 30/92 y se requiere “interés legítimo”. Para procedimientos acabados, si hay datos especialmente protegidos por la ley se requiere consentimiento expreso del titular de los datos. Se destacó la importancia de la anonimización o disociación para que la información salga del ámbito de aplicación de la Ley de Protección de Datos. A preguntas de Daniel de Ocaña se refirió al mero transcurso de 50 años como suficiente a efectos de la protección de datos según la AEPD, pero “tal vez no” en caso afectar a la intimidad.

El Subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez Quiñones, demostró dominio de la situación e hizo gala de una voz muy bien modulada. Se centró en analizar los artículos del Código Penal en que se recogen los delitos contra la intimidad (regulación que, según demostró, es muy confusa). Dejó claro que el derecho penal siempre es posterior a la protección administrativa y civil. Concretamente diseccionó el Art. 197.2 que se refiere a la utilización inconsentida de datos en ficheros. Las penas para este tipo de delitos van de1 a 4 años. Procesalmente estos delitos exigen denuncia. Como él mismo reconoció, a los juristas les resultan especialmente fascinantes las discusiones acerca de la interpretación doctrinal de los textos legales.

El responsable de la política archivística en Castilla y León, José Ramón Alonso Peña, Director General de Políticas Culturales de la Consejería de Cultura y Turismo, buen comunicador, se mostró favorable a reforzar la cultura como elemento clave de la recuperación, siempre partiendo de una situación de mínimos que exige una verdadera “economía de guerra”. Afirmó que “toda la Administración descansa sobre los archivos”, algo que resulta esperanzador para quienes trabajamos al servicio de las Administraciones Públicas como archiveros. Fue uno de los pocos ponentes que utilizó una presentación bien trabada y se apoyó en imágenes. Hay que decir que en este aspecto la mayor parte de las presentaciones adolecieron de cierta linealidad. El redactor de “La cara B” en el blog de los “reporteros acaleros” hizo varios comentarios bastante críticos con ciertas apoyaturas hipertrofiadas textualmente. Otro aspecto, tal vez lo único criticable de la organización, fue que la pantalla no se veía bien por exceso de iluminación.

De las comunicaciones destaco el gran trabajo de Francisco Fernández Cuesta, quien se ha centrado en el estudio del acceso para su trabajo de licenciatura, germen de una (esperemos que pronta) tesis doctoral que leerá en la Universidad de Salamanca. También Anabella Barrosso Arahuetes (Archivo Diocesano de Bilbao) demostró esfuerzo de normalización que realizan los archiveros eclesiásticos, en este caso en lo tocante a acceso.

En la sesión de tarde, Blanca Desantes, de la Subdirección de los Archivos Estatales, encaró uno de los asuntos más polémicos del Congreso: el tratamiento que el Real Decreto 1708/2001 otorga, en su Capítulo IV, al acceso a la documentación. Buena parte de los antecedentes que ofreció acerca de su aprobación sirvieron para explicar lo que ella calificó de inconsistente, débil y arbitraria regulación. La afirmación más contundente: falta una correcta armonización normativa y no se aprovechó la oportunidad conseguirlo (Ley de Protección de Datos y Ley dela Memoria Histórica).  En cualquier caso, como se insistió posteriormente, sólo afecta a la Administración Generaldel Estado (ámbito municipal y autonómico en sus leyes autonómicas) y no se encabalga con la ley de transparencia, que afectará sólo la documentación en archivos de oficina y de gestión.

Daniel de Ocaña Lacal, del Tribunal Constitucional, uno de los animadores de los debates con sus ajustadas intervenciones, tituló su ponencia con la más famosa pregunta retórica de la historia de la literatura: “¿ser o no ser?”. Realmente ahí está  todo el dilema (según tradujo Moratín). Afirmó que el punto de partida es una situación “vergonzosa”. También que la intimidad no debe ser una excusa, además es un derecho de de carácter no absoluto. Se mostró contrario a los compromisos de confidencialidad, que generan usuarios con distintos derechos. No se olvidó de remarcar el error que supone el artículo 25.1 del Real Decreto 1708/2011 (yo todavía no he conseguido salir de mi asombro desde que lo leí).

La mesa redonda fue muy interesante pese a que se alargó hasta las nueve de la noche. La moderó  Antonio  González Quintana, actualmente en la Comunidad de Madrid, quien además participó en varios de los debates con ajustadas e incisivas interpelacionies. Zulima Sánchez Sánchez, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, presentó en medio de archiveros su  punto de vista ajustado al ámbito jurídico. Eduardo Gómez-Llera García-Nava nos recordó que la Guerra Civil ha enturbiado el concepto de intimidad. La visión de la inmediatez periodística (personificada en Luís Miguel de Dios Muñoz) generó debate ya que los archiveros y juristas siempre estamos sometidos a plazos y tenemos una visión vinculada a los documentos, mientras que los periodistas buscan sólo su contenido.

El viernes se alteró el orden de los ponentes, en primer lugar Esperanza Zambrano, del Ministerio de la Presidencia, se encargó de explicar los motivos por los que España necesitaba una Ley de Transparencia. El proyecto de ley que ha sido sometido a consulta pública hace bien poco tiene dos ejes: por una lado la transparencia (obligaciones de información y acceso a los documentos con los límites legales) y por otro el buen gobierno. Las solicitudes de información serán satisfechas en el plazo de un mes y el silencio será negativo. Esta cuestión también levantó ampollas entre los expertos (en la ley de Navarra, por ejemplo, el silencio es positivo.).

Esta exposición fue muy necesaria para que Emilio Guichot Reina, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, realizara un análisis de la parte correspondiente ala transparencia. Para él es una ley fundamental en la democracia. Habló de la influencia del movimiento 15M (del que ahora se cumple un año) en esta especie de “carrera de la transparencia” que forzó la aparición de esta palabra en todos los programas de los partidos políticos en las últimas elecciones generales. El objeto de la ley es la Administración General del Estado. Dos modalidades de ejercicio: por un lado la transparencia o publicidad activa, que valora muy positivamente, y por otro el derecho de acceso (se ha optado por un acceso a la información más que a los documentos). Uno de los grandes fallos según este jurista es que no se cree un órgano independiente de control.

En tono combativo, Manuel Sánchez de Diego, de la Coalición Pro Acceso, afirmó tajantemente que no existe un derecho de acceso en España fundamentado en el artículo 105 de la Constitución, que es un proyecto fracasado y que se debía haber optado por una Ley Orgánica.

En las comunicaciones se analizó el papel de las Comisiones Calificadoras en este proceso (Isabel González Corral), también el caso de la documentación de carácter tributario producida en el Gobierno de Navarra (Juan Carlos Balda Goldaracena -et. al.). Antonia Salvador y Estrella Gutiérrez contaron, al alimón, qué es el activismo 2.0. y cómo ha influido en la solicitud de transparencia a los gobiernos. Se trata de manifestaciones fuera de los cauces de representación.

Se presentó en el contexto del Congreso el Observatorio del acceso a documentos y archivos (impulsado por ALDEE y ACAL) una interesante propuesta de análisis y reflexión sobre estas cuestiones. Estaremos atentos.

Por la tarde se confrontaron los modelos de transparencia planteados por dos administraciones autonómicas: por un lado la Junta de Castilla y León, que ha convertido la transparencia y el gobierno abierto en una de sus líneas de actuación más difundidas. Y por otro la Navarra, que está empleando intensamente tradicionales y nuevos cauces de comunicación con los ciudadanos.  Por parte de la Junta fue Marta López de la Cuesta, Directora General de Análisis y Panificación de la Consejería de la Presidencia,  la encargada de definir qué líneas maestras marcan la política de transparencia. Son dos las iniciativas diseñadas: el Portal de Datos Abiertos (donde se ponen a disposición de los ciudadanos los datos en bruto y de forma libre para su utilización y propio beneficio económico por los ciudadanos) y el Blog (también como vía de participación). Está pendiente la definición de un modelo común de participación en las Redes Sociales, algo que inspira de forma clara la nueva Ley de Gobierno Abierto y Transparencia de Navarra, explicada por Marta Pernaut Ojer, Directora de Asuntos Jurídicos y Presidencia y por Guzmán Garmendia Pérez, Director General de Gobierno Abierto y Nuevas Tecnologías. Garmendia explicó el uso de foros participativos en asambleas donde los ciudadanos muestran por escrito sus inquietudes. La participación activa (portal) y la reactiva (peticiones) son encauzadas a través de un procedimiento ágil y sencillo, sin renunciar a ninguna de las herramientas disponibles en las redes sociales.

Este entusiasmo fue matizado en el subsiguiente debate, en el que Ricardo Rivero Ortega, profesor de Derecho, administrativista, de la Universidad de Salamanca defendió con vehemencia (no corporativa en este caso) el papel de los archiveros como pieza fundamental para la transparencia con la única frase que fue interrumpida con aplausos por el público asistente: “La transparencia se quedará en agua de borrajas si no se invierte en archivos y archiveros”. En la misma línea de defensa del trabajo de los profesionales, Carlos Travesí de Diego, Jefe del Servicio de Archivos y Bibliotecas de la Consejería de Cultura y Turismo, blandió las cifras como argumento contundente: somos pocos profesionales y muchos documentos… y, sin embargo, el servicio se continúa prestando con las máximas garantías. Ante esto, el representante del Gobierno de Navarra admitió que desconocía en parte nuestra labor.

Aunque se mantienen algunas dudas, tendremos que seguir actuando para prestar los servicios que dan sentido a nuestra profesión.

En mi opinión las TIC’s no son incompatibles con la adecuada gestión. Los archiveros tenemos que estar presentes y mostrarnos. Está claro, sin embargo, que sin el tratamiento correcto  de la documentación y garantía de su conservación, no será posible la transparencia. Una cuestión importante: ¿cabe sustraer del régimen de protección que establece la Ley de Patrimonio Histórico Español los documentos en sus fases iniciales? Estoy de acuerdo con Severiano Hernández Vicente, Subdirector de los Archivos Estatales, en que si no les fuera aplicable la ley de Patrimonio habría que “inventar” otra manera de protegerlos. El poder, como vimos al principio, tiende al secreto. También tiende al olvido de aquello que no le conviene que se sepa. De ahí que los archiveros seamos tanto o más necesarios que nunca para que ningún documento, por más incómodo que se pueda llegar a ser, tienda a “desaparecer” o a ocultarse tras una hipertrofia informacional sesgada tan sutilmente que permita apartarlo del escrutinio público.

 

 

 

Publicado en Acceso, Congresos | 4 comentarios

Documentación judicial

Recupero esta otra entrada perdida por la migración… Se me ocurre: hay un sitio donde reposen las entradas muertas? Seguramente tiene su Bartleby.

En el foro sobre archivistica ARXIFORUM al que estoy suscrito desde hace ya más de diez años, se ha producido un interesante debate sobre la valoración de la documentación judicial.

Es un tema que me interesa mucho. Estoy embarcado en la identificación y valoración de series de la Administración de la Junta  de Castilla y León que tienen relación con órganos jurisdiccionales: expedientes de contencioso, penal, civil… Parece evidente que la progresiva transferencia de las competencias en materia de justicia a las Comunidades Autónomas va a determinar distintos criterios respecto a la coservación de los documentos del poder judicial. Algunas normas recientes, como la Ley de Archivos de Andalucía, han creado un subsistema archivístico judicial y ya están publicando reglas o tablas de conservación. Tampoco está muy claro que la aplicación del Real Decreto 937/2003 de modernización de los archivos judiciales en lo tocante a expurgo (“purgas” he llegado a leer en la prensa refiriéndose a los archivos judiciales gallegos) vaya a ser homogénea por falta de un organismo de coordinación. En definitiva eso mismo pasa con la documentación de las Comunidades Autónomas (no por ser inevitable esta descoordinación hay que dejar de recordalo) , pero en este caso se trata de documentos, todos, de titularidad estatal.

 

Este fue el debate: Debate arxiforum

Publicado en Archivos judiciales, Valoración documental | Deja un comentario

Vida en las redes

Recupero esta entrada  que se había perdido en la migración de los blogs de la Junta de Castilla y León:

Desde el Archivo General (portal de archivos de Castilla y León) me han pedido una breve colaboración para el Boletín de archivos, una publicación de (todavía) sólo distribución interna. He elegido el tema de las Redes Sociales y, más concretamente, Twitter. He intentado contar a los profesionales todavía no muy acostumbrados al uso de las TIC’s que disponen de unas herramientas muy potentes cuya utilizacíón contribuye a difundir la labor de los archivos en la Administración y fuera de ella.

 

 

 

Este es el artículo: 12_Boletin ENERO_MARZO 2012_pag 9

Publicado en Redes sociales | Deja un comentario

Breve balance de tres años de teleformación en Archivos (2009-2011)

En el artículo publicado en la revista Tábula, 13 (2010):”Experiencias en teleformación de archivos en Castilla y León” conté el proceso de cambio de la tradicional formación presencial a formación “en línea” (online), e-learning, teleformación… etc. La Escuela de Administración Pública de Castilla y León (ECLAP) lleva tiempo trabajando con ese paradigma como verdadero punto de referencia de sus actividades. La Crisis (con mayúscula), con toda seguridad obligará a delimitar, aún con mayor precisión, el modelo de formación que se quiere para las Administraciones Públicas. La falta de recursos nos tendrá que hacer pensar cómo podemos plantear el LLL (Life Long Learning) del empleado público en un escenario invadido por una enorme y amenazante tijera.

Tuve mis dudas. También temí que la carga de trabajo fuera excesiva. Pero junto con Mar Ayuso Herrera y Carmen López Sanchidrián, ambas archiveras en al servicio del Sistema de Archivos de Castilla y León, pusimos en marcha, dentro del plan de formación de la Escuela, los cursos de Gestión de archivos administrativos en teleformación.

Para el sostenimiento de un proyecto educativo en la modalidad de teleformación uno de los puntos básicos de apoyo es la realización de una adecuada evaluación de las acciones formativas. Es aspecto que merece, desde luego, un amplio análisis comparativo en el ámbito del estado español.

Desde 2009 hasta 2011 hemos realizado un total de  12 actividades formativas en esta modalidad, tres por año. Desde 2010 es exclusiva, es decir: ya no existen cursos presenciales. Los alumnos tutorizados han sido 450, con un índice de abandono muy bajo (entre 1 y 2 alumnos por curso) y una tasa de aptitud del 90.5 %, es decir: sólo un 9.5 % han resultado no aptos y por tanto no han obtenido certificado.

En cuanto a la valoración de los cursos por parte de los alumnos hemos tenido un claro proceso de incremento. En este año 2011 ninguno de los tres cursos ha sido valorado por debajo del 4 (sobre 5).

La estadística de valoraciones es la siguiente:

 

Sería más largo señalar aquí los resultados de las encuestas en las preguntas libres, pero en general han sido muy positivos y, sobre todo, nos han servido para ir mejorando y plantear modificaciones tanto en los esquemas teóricos como en  la parte práctica.

En definitiva: con una postura modesta hemos conseguido sin duda alcanzar el nivel de valoración y el prestigio que tenían los cursos de gestión de archivos en su modalidad presencial, algo sobre lo que inicialmente éramos escépticos.

El año 2012 será de retos, sobre todo por el replanteamiento de los medios con que contamos: materiales y humanos. La teleformación requiere el mantenimiento de una plataforma o campus virtual, así como la implicación de los empleados públicos, tanto en su papel de docentes como de alumnos.

Este balance demuestra que la garantía de la presencia de los Archivos en el Plan de la Escuela de Castilla y León no es gratuita, sino que responde a un nivel de calidad adecuado a las necesidades de los encargados de la gestión de los documentos en la primera fase de su ciclo vital.

Publicado en E-learning, Formación archivística | Etiquetado | Deja un comentario

Aprender 3.0.: Del constructivismo al conectivismo.

Los días 15, 16 y 17 de septiembre se han celebrado en Valladolid (España) las V Jornadas e-learning en las Administraciones Públicas. Una nueva cita organizada por la ECLAP que ha reunido a profesionales procedentes tanto de la empresa privada como del sector público: formadores, tecnólogos, comerciales, etc. todos ellos relacionados con el aprendizaje empleando las TIC’s en todas sus múltiples manifestaciones. La propia utilización del término e-learning está bajo sospecha constante, según se desprende de lo escuchado a lo largo de estos dos días.

Una impresión general es que no debemos ser víctimas de las modas ni sucumbir a la irresistible atracción de las velocidades superficiales. También que la empresa privada parece haber alcanzado mayor dinamismo que la Administración, constreñida por la propia formalidad de sus actos.

Michael Bannet, de Planeta nos recordó en su ponencia que el mundo está transformándose por la interconectividad. Ha aumentado el poder de los consumidores. La inteligencia es colectiva, contrariamente al predominio del aprendizaje individual del pasado. Cuando dijo que el debate es una fuente de conocimiento recordé que Platón ya nos enseñó a través del diálogo. 

De aprender en colaboración y de pensamiento crítico también habló Ramón García, de La Caixa. Desde una visión claramente orientada al negocio se crea un entorno de formación. Destacó la importancia de la inteligencia colectiva

Mónica Deza  (atención: su blog lleva por título la famosa frase de Heráclito) nos convenció (como buena publicista) con una conferencia magistral acerca de los nuevos modelos de negocio. Incluso el cerebro ha sido reprogramado por la tecnología. La guerra ahora es la atención. Otro de los inconvenientes de estas formas de aprendizaje es que vamos de un sitio a otro sin profundizar. Incluso los que nos hemos formado en la escuela tradicional (“decimonónica”) nos vemos afectados por esta propensión. Contó experiencias en el ámbito de la innovación a través de la creatividad y la inteligencia colectiva: “Dreamers” trabajando en Silicon Valley. Ideas y sueños interconectados mediante las redes colaborativas. El reverso es la impaciencia. Sólo sobreviven los que se adaptan a los cambios (Darwin dixit). Se requieren personas que lideren esos cambios.

También los archiveros y bibliotecarios tuvimos nuestro momento en la Mesa de Creación de Contenidos Ágiles+Open Resources+Open Data. Proyectos ya conocidos para nosotros como el Repositorio Gredos (Universidad de Salamanca) o Europeana/Hispana del Ministerio de Cultura, ponen a disposición del público contenidos en un ámbito participativo y libre. El movimiento Open me parece una de las bases de esta nueva forma de conocimiento en redes. Compartir documentación científica es fundamental. De ello hemos sido concientes los profesionales de la documentación, pero ahora contamos con potentes herramientas para llevarlo a cabo. Dialnet, por ejemplo, se ha ido transformando de base de datos en repositorio de datos abiertos.

De la Mesa de Social Learning me interesó mucho la experiencia de Pitu Espeso en la transformación a “online” de su proyecto de formación en CEDDET, de la que tomé buena nota. Dos puntos: comunicación constante y aprovechar la actualidad. El dinamismo y los archivos no suelen ir (conceptualmente) de la mano, pero tenemos que hacer un esfuerzo para encontrar la conexión.

De la intervención de Miguel del Cerro, de Avanzo Training Consulting me quedo con la idea de favorecer el entorno: gestión del talento y gestión del conocimiento. ¿Es el punto débil en las Administraciones Públicas?

Marcos Eguilloz, de Élogos I+D nos recordó que no ha habido nunca un mejor momento para aprender. Es cierto. De todas formas, como buen tecnólogo, hizo hincapié en la usabilidad, algo que nos preocupa especialmente cuando planteamos un curso “online”.

 Ya no hablaremos de profesor, ni siquiera de tutor, sino de “content curator” (intermediario del conocimiento) o de “community manager” (gestor de comunidades y redes sociales). Estas habilidades, naturalmente, tendremos que irlas adquiriendo los que nos dedicamos a formar, de lo contrario nos quedaremos anclados en el pasado.

 Me he atrevido a utilizar el término “aprendizaje 3.0” porque también he sabido que, en el ámbito del PLE (Personal Learning Environement), vamos hacia esa versión superior.

Como experiencia personal de quien tuvo que aprender a escribir con el método ciego en un teclado “qwerty” mecánico (es decir, no hacía falta ni siquiera un enchufe para que los caracteres se imprimieran en el folio), percibí que los dispositivos móviles requieren de una técnica que llamaremos “escritura de pulgares”, tanto si se escribe en un teclado físico real como si sólo aparece de manera virtual en la pantalla. Esto me sirme para señalar que la línea predominante de desarrollo es el M-learning. En fin, sólo se trata de adaptar los contenidos y la interfaz a una pantalla más pequeña. De esta manera parece que podremos seguir aprendiendo desde cualquier parte y con (casi) cualquier postura.

Platón y Darwin algo intuían de todo esto, seguro…

  

 

 

 

Imagenes:

  • ADLER typewriter Model n°7 (Frankfurt / Germany)
  • Having a play on Robert’s iPhone typing random […], Nick Richards from London, UK
  • Publicado en E-learning | Etiquetado | Deja un comentario

    Nuestra formación para 2011

    La Escuela de Administración Pública de Castilla y León (ECLAP), dentro de su Plan de Formación para 2011 publicado por Orden ADM/1640/2010, de 30 de noviembre, ha incluido cursos sobre Gestión de archivos administrativos en varios programas:

     – Dentro del programa de Formación general, área de formación para colectivos concretos existen tres convocatorias: 2011PFC322 a 2011PFC324.- Gestión de archivos administrativos – Teleformación. Dos de ellas empezarán de manera inminente (25 de mayo), y la otra se realizará en el mes de septiembre.

     – El Programa de autoformación (convocado por Resolución de 9 de febrero de 2011 de la Secretaría General de la Consejería de Administración Autonómica): incluye un apartado dedicado a la Gestión de archivos administrativos.

    Ya son casi veinte años formando al personal de la Administración autonómica de Castilla y León en esta materia. Muchas veces he reflexionado sobre el sentido de esta, parafraseando a Fernando Arrabal, “ornitología para aves”. Me he planteado seriamente si no será uno más de los “sesgos” que los archiveros estamos introduciendo en la documentación pública: servicio, valoración, formación de usuarios…

    Durante mis años como formador “presencial” siempre he defendido (con más o menos capacidad de convicción y siempre recurriendo a los clásicos) que no debíamos presentarnos ante las oficinas como salvadores, dándoles a entender que, hasta haber entrado en contacto con nosotros los archiveros, todo lo hacían mal. Esta idea, como ya señaló Luís Martínez García hace años en un brillante artículo, hubiera llevado irremisiblemente al alumno (en este caso, además, principal colaborador y -casi- único usuario del Archivo intermedio) a intentar cambiar todas sus prácticas y hábitos oficinescos relativos la formación y archivo de expedientes con el inevitable desánimo que ello hubiera provocado. Se trataba, desde luego, de ganar “adeptos” (si se me permite la expresión), no de fomentar la mala fama que sólo la palabra Archivo tenía entre los empleados públicos desde tiempo inmemorial.

    [Diógenes de Sínope, llamado el Cínico (sentado en la escalera con su escudilla) le dijo a emperador Alejandro en respuesta a su molesta pregunta sobre si podía hacer algo por él: “Sí, aparta, que me quitas el sol”. La Escuela de Atenas, por Rafael. Dominio público.]

    Estoy convencido de que este es el principal logro de la formación en materia de archivos dentro de las Administraciones. Además de si se ordena un expediente de arriba abajo o de abajo arriba; de si los documentos viven más sin clips y grapas (sabiendo que la mayor parte de ellos van a pasar “a mejor vida”) o de si es más canónico hacer una serie única para expedientes de contratación que tener por un lado la contratación administrativa y por otro los Proyectos técnicos… Además, como digo, de todo esto lo esencial es que las oficinas sean conscientes de que el Archivo Central o Intermedio contribuye a facilitar la gestión de sus asuntos, la búsqueda de los antecedentes que necesitan y la organización de sus espacios. En definitiva, que el Archivo les hace la vida un poco más fácil.

    En esa línea de aparentemente escasas pretensiones seguimos trabajando.

    N.B.: Hablaremos, espero, de la modalidad de autoformación cuando tengamos datos suficientes para hacer un balance.

    Publicado en E-learning, Formación archivística | Etiquetado | Deja un comentario

    Benjamin, archivero

    Hasta el día 6 de febrero, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid tuvo lugar la exposición Constelaciones, sobre la obra de Walter Benjamin, uno de los pensadores esenciales del siglo XX. Benjamin, nacido en Berlin en 1892 y muerto (posiblemente se suicidó) en 1940 en Portbou cuando intentaba alcanzar los Estados Unidos a través de España huyendo de la Gestapo, dejó una obra compleja y laberíntica que enlaza tradición y modernidad. Consigo llevaba una maleta cuyo contenido ha dado pie a numerosas especulaciones ya que una compañera de viaje, Lisa Fittko, aseguró que custodiaba un último manuscrito del autor alemán (aunque en el acta judicial no se haga mención alguna de este documento). Benjamin dejó inacabado un proyecto desmesurado, Das Passagen-Werk, que se publicó completo en español por primera vez en 2005 como Librode los Pasajes en la editorial Akal (está pendiente de salir en la edición en curso de las Obras Completas por Abada Editores).

    La exposición del CBA constaba de tres apartados:

    Constelaciones es una pieza audiovisual en seis capítulos sobre algunos de los conceptos centrales en la obra de Benjamin (acompañan unas “instrucciones de uso”  disponibles tanto en formato electrónico como en papel.).

    En segundo lugar el Atlas Walter Benjamin es una herramienta que permite navegar por una selección de textos benjaminianos unidos por hipervínculos.

    Tanto el Atlas como el Video de Constelaciones acompañan en sendos discos (CD y DVD) a la edición en papel y también se pueden consultar en la Web del CBA.

    En tercer lugar, los Modelos de Audición recuperan los guiones que Benjamin elaboró entre 1929 y 1933 para la Radio del Sudoeste de Alemania en Fráncfort, con nuevas locuciones en castellano.

    Pero el fruto más relevante de este interesantísimo Proyecto es la edición en español del volumen Archivos (publicado originalmente en alemania en 2006). En él se analizan los archivos de Walter Benjamin. Documentos procedentes en su gran mayoría del Walter Benjamin Archiv (Akademie der Künste, Berlin). El libro, magníficamente editado, repasa a través de trece capítulos, la figura de Benjamin como coleccionista obsevivo y como concienzudo generador de documentos: micrografías (recordar a Robert Walser), cuadernos de notas, listas, ficheros, índices, repertorios… que componen un subyugante universo que fascinará quienes gusten de descubrir la génesis textual del pensamiento contemporáneo.

    Guía de París utilizada por Benjamin. Tomada de Serial Consign Digital Culture & Information Design. Attribution Noncommercial Share Alike

    Publicado en Archivos literarios, Walter Benjamin | Etiquetado , | Deja un comentario