Nuestra formación para 2011

La Escuela de Administración Pública de Castilla y León (ECLAP), dentro de su Plan de Formación para 2011 publicado por Orden ADM/1640/2010, de 30 de noviembre, ha incluido cursos sobre Gestión de archivos administrativos en varios programas:

 – Dentro del programa de Formación general, área de formación para colectivos concretos existen tres convocatorias: 2011PFC322 a 2011PFC324.- Gestión de archivos administrativos – Teleformación. Dos de ellas empezarán de manera inminente (25 de mayo), y la otra se realizará en el mes de septiembre.

 – El Programa de autoformación (convocado por Resolución de 9 de febrero de 2011 de la Secretaría General de la Consejería de Administración Autonómica): incluye un apartado dedicado a la Gestión de archivos administrativos.

Ya son casi veinte años formando al personal de la Administración autonómica de Castilla y León en esta materia. Muchas veces he reflexionado sobre el sentido de esta, parafraseando a Fernando Arrabal, “ornitología para aves”. Me he planteado seriamente si no será uno más de los “sesgos” que los archiveros estamos introduciendo en la documentación pública: servicio, valoración, formación de usuarios…

Durante mis años como formador “presencial” siempre he defendido (con más o menos capacidad de convicción y siempre recurriendo a los clásicos) que no debíamos presentarnos ante las oficinas como salvadores, dándoles a entender que, hasta haber entrado en contacto con nosotros los archiveros, todo lo hacían mal. Esta idea, como ya señaló Luís Martínez García hace años en un brillante artículo, hubiera llevado irremisiblemente al alumno (en este caso, además, principal colaborador y -casi- único usuario del Archivo intermedio) a intentar cambiar todas sus prácticas y hábitos oficinescos relativos la formación y archivo de expedientes con el inevitable desánimo que ello hubiera provocado. Se trataba, desde luego, de ganar “adeptos” (si se me permite la expresión), no de fomentar la mala fama que sólo la palabra Archivo tenía entre los empleados públicos desde tiempo inmemorial.

[Diógenes de Sínope, llamado el Cínico (sentado en la escalera con su escudilla) le dijo a emperador Alejandro en respuesta a su molesta pregunta sobre si podía hacer algo por él: “Sí, aparta, que me quitas el sol”. La Escuela de Atenas, por Rafael. Dominio público.]

Estoy convencido de que este es el principal logro de la formación en materia de archivos dentro de las Administraciones. Además de si se ordena un expediente de arriba abajo o de abajo arriba; de si los documentos viven más sin clips y grapas (sabiendo que la mayor parte de ellos van a pasar “a mejor vida”) o de si es más canónico hacer una serie única para expedientes de contratación que tener por un lado la contratación administrativa y por otro los Proyectos técnicos… Además, como digo, de todo esto lo esencial es que las oficinas sean conscientes de que el Archivo Central o Intermedio contribuye a facilitar la gestión de sus asuntos, la búsqueda de los antecedentes que necesitan y la organización de sus espacios. En definitiva, que el Archivo les hace la vida un poco más fácil.

En esa línea de aparentemente escasas pretensiones seguimos trabajando.

N.B.: Hablaremos, espero, de la modalidad de autoformación cuando tengamos datos suficientes para hacer un balance.

Esta entrada fue publicada en E-learning, Formación archivística y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.