Benjamin, archivero

Hasta el día 6 de febrero, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid tuvo lugar la exposición Constelaciones, sobre la obra de Walter Benjamin, uno de los pensadores esenciales del siglo XX. Benjamin, nacido en Berlin en 1892 y muerto (posiblemente se suicidó) en 1940 en Portbou cuando intentaba alcanzar los Estados Unidos a través de España huyendo de la Gestapo, dejó una obra compleja y laberíntica que enlaza tradición y modernidad. Consigo llevaba una maleta cuyo contenido ha dado pie a numerosas especulaciones ya que una compañera de viaje, Lisa Fittko, aseguró que custodiaba un último manuscrito del autor alemán (aunque en el acta judicial no se haga mención alguna de este documento). Benjamin dejó inacabado un proyecto desmesurado, Das Passagen-Werk, que se publicó completo en español por primera vez en 2005 como Librode los Pasajes en la editorial Akal (está pendiente de salir en la edición en curso de las Obras Completas por Abada Editores).

La exposición del CBA constaba de tres apartados:

Constelaciones es una pieza audiovisual en seis capítulos sobre algunos de los conceptos centrales en la obra de Benjamin (acompañan unas “instrucciones de uso”  disponibles tanto en formato electrónico como en papel.).

En segundo lugar el Atlas Walter Benjamin es una herramienta que permite navegar por una selección de textos benjaminianos unidos por hipervínculos.

Tanto el Atlas como el Video de Constelaciones acompañan en sendos discos (CD y DVD) a la edición en papel y también se pueden consultar en la Web del CBA.

En tercer lugar, los Modelos de Audición recuperan los guiones que Benjamin elaboró entre 1929 y 1933 para la Radio del Sudoeste de Alemania en Fráncfort, con nuevas locuciones en castellano.

Pero el fruto más relevante de este interesantísimo Proyecto es la edición en español del volumen Archivos (publicado originalmente en alemania en 2006). En él se analizan los archivos de Walter Benjamin. Documentos procedentes en su gran mayoría del Walter Benjamin Archiv (Akademie der Künste, Berlin). El libro, magníficamente editado, repasa a través de trece capítulos, la figura de Benjamin como coleccionista obsevivo y como concienzudo generador de documentos: micrografías (recordar a Robert Walser), cuadernos de notas, listas, ficheros, índices, repertorios… que componen un subyugante universo que fascinará quienes gusten de descubrir la génesis textual del pensamiento contemporáneo.

Guía de París utilizada por Benjamin. Tomada de Serial Consign Digital Culture & Information Design. Attribution Noncommercial Share Alike

Esta entrada fue publicada en Archivos literarios, Walter Benjamin y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.